Examen final, se vale en equipo

Por Inés Saavedra



La adrenalina corre a todo lo que da. Están listas las luces, las cámaras y el café humeante. En el cuarto de al lado están terminando de peinar a los modelos. La sesión de fotos está por comenzar. Esto es el trabajo en equipo, cada quién aporta su parte para lograr un mismo objetivo.


Cuando todos han puesto algo de su trabajo, el resultado es una sesión de fotos excelente. Estamos agotados, pero la adrenalina nos ha permitido mantenernos activos todo el día. Nos despedimos muy satisfechos pero ya estamos planeando el próximo proyecto.


Nunca me gustaron las tareas en equipo hasta que salí de la universidad y me dí cuenta de que la vida misma se trata de eso. Platicando con mis colegas de trabajo nos dimos cuenta de que todos habíamos aprendido a trabajar en equipo fuera de la escuela.

Sería conveniente
revalorar el modelo educativo para mejorar el concepto que tenemos acerca de este sistema de trabajo. Aquí hay una buena propuesta de Sir Ken Robinson para reformar el modelo educativo y fomentar los talentos y la creatividad de los estudiantes.
¿Será que el trabajo en equipo se tiene que fomentar desde la infancia para potenciar la productividad en México?



Trabajar en equipo se aprende, es un proceso que hay que vivir. Es la suma de fuerzas la que lleva a los mejores resultados. Hace falta un equipo entusiasta y con ganas de compartir sus ideas para enriquecerlas. Como explica Steven Johnson en este video, es en compañía de otros cuando se gestan las grandes ideas, es muy difícil concretarlas en soledad.


Sentirte parte de un equipo también es clave para la satisfacción personal. Los proyectos fluyen mejor si la creatividad se retroalimenta y si se complementan distintas habilidades. Hay que aportar y estar dispuesto a aceptar las ideas de los demás como válidas, esto es parte del proceso creativo. Lo principal es tener un objetivo en común, una meta que interese a todo el equipo. El elemento final: un director de orquesta, alguien que pueda coordinar y poner las piezas juntas.


Hay que dejar de lado los egos y aceptar que el crédito corresponde a todos. Nadie podría haber hecho tan bien su trabajo si no estuviera limpio el estudio, servido el café, iluminado el set o si el modelo no hubiera llegado.


México es un proyecto más que hay que trabajar en equipo: todos en la misma dirección. Aquí hay un buen espacio en el que puedes sumar tus ideas para construir el México del Futuro. Se trata de un ejercicio creativo para proponer, sumar y construir un México mejor en el que todos caminemos en la misma dirección.


Todas las ideas se publicarán en un decreto en los principales diarios del país; las participaciones se recopilarán en un libro que se le entregará a los candidatos de las próximas elecciones. Participa, el futuro que queremos se comienza a construir desde hoy.

Comentarios

TIGUAZ dijo…
Un muy buen texto, felicitaciones sinceras.