Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2008

NUBE

Imagen
Trabajando, mucho, muy duro. Mi hambre es el único reloj. Allá afuera sigue lloviendo y yo apenas me doy cuenta. Se inunda, se seca, se nubla. Eso también pasa aquí adentro, en una sospechosa tranqulidad de tormenta que se aproxima. Llorar, quisiera hacerme agua de nube, volver a la tierra y sus costumbres gregarias, regarme sobre los jardines, abrazar los abrigos, decorar los paraguas con perlitas, dejarme tragar por un río enfurecido rumbo al océano... Descubrí un sonido nuevo: escuché cómo el aire se cortaba con el paso de las gotas (fffffp!), esos pequeños cuchillos redondos cayendo a toda velocidad, y luego se convertían en ruido al golpear el suelo. Y quise llorar por la belleza de un descubrimiento así. Bueno, en estos días tengo muchas razones para hacerlo pero no encuentro los brazos que me contengan, y mejor que sea por la belleza y no por la muerte o porque me siento sola o porque la abuela no se alivia y cada día está más delgada, como escurriéndose hacia otro lugar. Me…