Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2012

La encrucijada del aire

Imagen
Hay un silencio, una quietud muy extraña de esas que anuncian la diáspora. El silencio de estos días. Una calma inútil de pueblo perdido en el corazón de la Sierra, un hilo tenso que me traspasa reteniéndome a veinte centímetros del suelo. Sólo los pájaros pueden atravesar ese silencio sin reventarse. Pregunto quién puede vivir ahí. Entonces lo veo a él, flotando en la encrucijada del aire, desafiando a las nubes sin saberlo. Veo ese gesto suyo mirándose hacia adentro, donde vuelan el queltehue y la quimera, el salto impredecible del pensamiento. Escucho su voz que pronuncia la U de mi nombre con una gravedad hasta ayer desconocida. Y sus ojos, que a veces me dejan pasar al otro lado del mecanismo, sólo a veces, para descubrirlo niño lidiando con los demonios de un invernadero habitado por las plantas mecánicas que inventó para que le cuenten sus sueños y él los convierta en palabra. La visita es corta. Uno debe entrar en silencio sólo para observar, sin alejarse mucho de la puerta, p…

Ese olor a fiestaspatrias que me revuelve el estómago

Imagen
A partir de hoy y durante los próximos veinte días, con el pretexto de las fiestas patrias, comienza en Chile la temporada del "asado".  Esa bonita institución sudamericana que enmarca la celebración de [inserte la ocasión de su preferencia, por ejemplo: un cumpleaños] en torno al consumo excesivo de carne asada, toma en estos días dimensiones insoportables. 
Mientras tanto, en un despliegue tan silencioso como espectacular, la naturaleza renace con viento fresco, lluvia de pétalos de ciruelo, magnolias, aromos, hierbitas tenaces en las grietas del pavimento y esferas de hojas a punto de reventar en los tallos. Curiosamente, este despertar en la naturaleza produce en los santiaguinos un aluvión de alergias, y en las farmacias, el repunte en la venta de antihistamínicos.
Ya, en serio. En un país donde la patria está entre paréntesis, la celebración de la independencia es un mero pretexto. A mi parecer, lo que la gente festeja es la alegría de haber superado el invierno. Porque …