Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2008

REGRESARON

Imagen
Para Mr. Tisseur D'Images,
que me trajo a los Sindientes de regreso.

La nostalgia no es por tu cuerpo, es por el paraíso que llevas dentro y que no ha de pertenecerle a ninguna mujer nacida de ombligo. Tienes un don pero ignoras su naturaleza, y terminará en podredumbre si no aprendes a usarlo. Las abuelas lo dicen hace muchas guerras.
Verás, llegará el día en que se te caigan los dientes. Será por tu bien, por el de aquellas, las perras memoriosas que aúllan en las noches el no te olvido, aun.
Vuelve con los de tu especie y pídeles que te devuelvan tu historia. Si me preguntas, ahí es donde empieza la tristeza.

¿Qué han hecho contigo? ¿Por qué aprietan tu vuelo con sus mandíbulas? ¿Por qué te han hecho pensar en la vida eterna desde una jaula?


VUELTA

Imagen
Para Alejandro,
el gurú de la Calle del Muro

Una persona que conocí hace algunos años está ahora en Hong Kong por un viaje de trabajo. Después de recuperarme de la sorpresa le pedí que me hiciera una foto de Hong Kong a través de sus ojos. Me relató una serie de imágenes magníficas que me dejaron pensando, entre otras cosas, en cómo la forma en la que gira la tierra determina las costumbres y el ritmo de la vida. De pronto, como esporas, empezaron a salir las preguntas: ¿hay 14 ó 16 horas de diferencia entre el DF y Hong Kong? No lo pregunto por la cifra sino por lo que significa esa diferencia. Imaginar que unos vivan por adelantado me cuesta mucho trabajo. Busco el software en alguna parte de mi cuerpo para poder imaginarlo y... no, mi reloj metabólico no es compatible con la proyección a futuro. Me es muy difícil pensar en que Hong Kong está a punto de empezar otro día y a mi todavía me quedan varias horas para terminar éste. Es como tratar de entender la distancia... en realidad no …

YEARS

Para Úrsula Estrada.
Tal vez podremos reconocer a los que saben cómo poner una mano sobre otra o dónde tomar el té.



También para Coquelicot por la despedida y para el resto del colectivo por el comienzo. La esperanza recuperada alrededor de la mesa del té.

MUTACIONES

Imagen
Comencé a caminar por otros senderos y en cada una de sus bifurcaciones me he reinventado. Recuerdo que un día fui cuerpo para fantasmas ajenos, y otro día me descubrí siendo la puerta de emergencia para los que corrían hacia el olvido. Siempre fui un lugar transitorio, ahora soy yo la que viaja en mi propia órbita y no debo resistirme a las mutaciones del trayecto. Hace dos días fui un ojo aprendiz cuyo único privilegio era el deslumbramiento. Iba entre los cazadores de luz, ellos armados con sus largos aspiradores de imágenes, y yo apenas con mi caja para guardar luciérnagas. Suerte de principiantes, ingenuidad tal vez: volví a casa con un baúl lleno de estrellas y, sobre todo, con la certeza de que toda mutación sólo puede ser producto de un profundo amorío con el presente.

100

Imagen
Esta es la entrada número cien. Si fueran años, con este post cambiaría de siglo. Joyeux nouveau siécle, Monsieur Blog.

Quiero contar una historia y es muy corta. La escribí hace años, aunque en realidad es de hace muchos siglos. Creo que estaba guardada en uno de mis baúles genéticos, esos que están llenos de arquetipos polvosos pero muy útiles para estos días de celebraciones privadas, rituales íntimos, pequeñitos, shshsh....



BAILE

La historia se trata del sol, la bola que quema y huye.
Y de una niña negra, morada de sol, que no sabe hablar, sólo baila.
En la noche sueña que sueña y viaja.
Despierta en la frontera, cruza y se mete al sol.

Ahora la historia se trata de la luna, la bola de nieve, y de la niña que baila para no congelarse.

Es una historia triste porque es mía, porque no soy negra sino amarilla, porque ya no sueño ni viajo en un sueño... porque ahora bailo con las palabras para no congelarme.

DESPACIO

Imagen
Cuando me volví
el mar se había retirado
como si dijera anda, mujer,
este es el presente
Y me puse a correr sobre la arena de breve firmeza

Mas los días anaranjados e insolentes se fueron
Súbitamente

Un dolor atrajo todo hacia el centro de mi cráneo
como un diapasón de efecto inverso
hasta que el silencio recrudeció el aire
el ojo del cielo enmudeció
el mundo parecía de utilería

Miré hacia atrás
el futuro nublado por un muro de agua
una ola de altísima tristeza proyectaba sus sombra
yo aferrada a esa llanura efímera
queriendo evadir mi sino de bala expansiva
Nadie puede contener al mar
ni siquiera la conciencia de quien se sabe partícula de sal

Hagámoslo con cuidado
caminemos hacia afuera
sin perturbar la voluntad de los elementos
Con cuidado
por favor
sin hundirnos donde alguna vez nos hicimos daño
Salgamos despacio
sin volver la espalda para no convertirnos en piedra
Si el tiempo ha de arrasar con todo
que nos encuentre en calma

LLUTUBEANDO

Todo empezó ayer a las 12:30 am... Gaby, la Portillo, no se acordaba del anuncio de Zest, ese de "agárrete, Pedrito, porque ahí te voy". Nos metimos a YouTube y la cosa terminó una hora más tarde, riéndonos hasta que nos dolió la panza. La sesión de anuncios ochenteros fue inenarrable. He aquí mi preferido:




Ahora bien, la cosa está así: mándenme el link del video más cagado que encuentren. Se valen anuncios ochenteros, borrachos, caídas, vero castro en macumba, locomía, defensores tipo "leave britney alone", coyacán joe, delfín hasta el fin, la transformación de Gigi (diamante mágico, dame el poder), el doctor Memelovsky, corre GC corre... Como dirían por ahí: déjense caer que aquí les manejamos lo que vendría siendo básicamente de todo. Cuando tengamos la antología completa, les aviso dónde hacemos el reventón. Esto se puede llamar, tentativamente, Enchúlame la pantalla. También se aceptan sugerencias para el nombre de esta reunión. A ver, banda, éntrele. La conv…

BOCADILLO VISUAL

Se llama Cuarteto de Nos, recomendación del amigo Adrián que ahora está recuperándose de una caída en la Barra de Sonte. Chulada de video, ahí nomás para empezar la semana. Sí me desacomodó un par de tuercas en la cabeza, qué más que la pura verdá. Además de los detalles jocosos, las letras están perfectamente acomodadas y no hablo sólo de lo visual. ¿Mándenme más de esos, no? Quiero música que me sacuda la concienciaaaaaaaaaaa!!!, y no nada más las nalguitas o la melena. A mí me pareció una chulada... me encantan los descubrimientos así.

DENUNCIA

Imagen
Hoy me quito el vestido de "poeta" para denunciar públicamente un caso de crueldad involuntaria, uno de tantos. La situación es la siguiente: un individuo en actitud silvestre y poco maliciosa se coloca en un lugar peligroso, digamos, por ejemplo, cerca de otro individuo con la habilidad para meter a los demás y a sí mismo en problemas complejos. El individuo silvestre se da cuenta de la crueldad sólo hasta que ha padecido las acciones u omisiones del verdugo involuntario. A partir de ello, las reacciones de ambos individuos son generalmente equívocas y carentes de voluntad para conciliar. El conflicto termina en algún daño, también involuntario, hacia el individuo silvestre.

No me quedan sino dos preguntas: ¿la crueldad es realmente involuntaria?, ¿el afectado se coloca sin malicia en situaciones peligrosas?


Esto es una denuncia porque hoy la poesía se fue al carajo. No intento teorizar sobre víctimas o victimarios, culpables o inocentes. Sólo hablo con el hemisferio dere…

NADA

SEPARACIÓN

Tenía que ser así
en abril bajo una jacaranda
doloroso y honesto
sin testigos

No sonaron los teléfonos
como si todos supieran en qué estábamos
no hubo belleza que nos hiciera dudar
pensarlo dos veces o decir
era un buen día, cómo pudimos separarnos

Hubieron lágrimas
aunque sólo uno las trajo a la mesa
y palabras de amor como siluetas estertóreas
brazos que no querían soltar la evidencia
bocas que sabían dónde besar por última vez

Lo que me duele está en algún lugar del pasado
tan aquí
tan atorado en el tiempo

No sé en qué rincón de la casa ocultarme para no mirar la sutura
que esta vez parece definitiva
Mas aún siento que puedo subir en la rama recién cortada
y mirar los paisajes
esos murales para pensar en lo eterno
como si alguien supiera qué es eso
aún siento la cuchilla y esa mariposa que me fue extirpada
pero no de la memoria:
sé cómo huelen cada uno de los mil quinientos días
cómo acomodarme sobre su ternura
y huir de su indiferencia

Lo sé
lo sabemos
y este dolor domesticado…