Entradas

Verrouillé

Imagen
Perdue dans la forêt de ton silence j'essaie de tracer avec mes mots un sentier qui puisse m'emmener devant la porte de ton cœur mais je sens comme tu t´éloignes avec l'horizon et j'ai peur de ne pas y arriver avant que la nuit nous dévore
Les yeux fermés j'imagine que je me rends chez toi Je passe des heures sur le palier à tester un mot clé pour déverrouiller le pêne mais j'abandonne lorsque je découvre qu'il n'y a même pas de serrure car le cœur est une porte que l'on ouvre seulement depuis l'intérieur 
Alors je garde les mots dans ma poche gauche Et j'attends Et j'entends Un non-battement    un bramement desarticulé qu'émerge de mon poitrail En arrière plan   l'écho de ton cœur peu à peu devient muet   assourdi    jusqu'à ce qu'il disparaît dans le noyau profond de ton foyer
Je m'accroche aux sons de mon engin C'est un tum-tum d'inertie      un relent du dispositif résonateur Je pressens que le mécanisme est resté égaré …

De cuando cumplí 39

Imagen
Mi cuerpo no sabe de números
solo de sensaciones
de la vigencia de su fertilidad pujante
del ritmo de su curvatura turgente
Treintaynueve 
y la gozadura visceral   indemne

Cósmicamente debo tener tres mil doscientos setenta y dos 
Digo una cifra solo porque sí     por su cadencia al pronunciarla
porque cadencia es el sonido de lo que cae en su lugar 
y mi único lugar hasta ahora es mi cuerpo

Emocionalmente a veces tengo cuatro y a veces ochenta
aún percibo la magia y ya sé dónde no debo meter la mano
Lo que todavía me asusta un poco es la oscuridad
                                      más la propia que la ajena
Años oscuridad      
creo que tengo poquitos
recién empiezo a balbucearla 
(me digo      abrázala como las semillas a la negrura de la tierra   
                    porque en ella crecen raíces profundas
hago rutina de repetición     
pero da miedo
oigan               da miedo)

Una cumple t r e i n t a y n u e v e  y unos escuchan el sonido del látigo 
pero yo escucho el tumtum de los latidos
el cuer…

La tierra después del miedo

Imagen
No soy la única que lo ha vivido, por eso me atrevo a decirlo.

En este extremo del mundo, un hombre promedio elige a su esposa bajo el criterio de la dote simbólica: ventajas raciales, sociales e incluso laborales que ella representa para que él reafirme su valía y virilidad ante los ojos de los patrones –dios, jefe, padre, ídolo, eslogan publicitario–. No pueden ser fieles a su corazón, tienen puesta su lealtad en un mandato del que ya no se habla, pero que está vigente en la memoria colectiva. Y es tan eficaz que muchas hemos soñado con ser elegidas. 
Los anhelos del corazón del hombre han sido desterrados, desplazados a un mundo secundario e ilegítimo a los ojos del amo. Ante él, un hombre debe ser un soldado, un siervo que contribuye a aumentar el poder del rey y de su corte. Y eso incluye la elección de una chica "adecuada", es decir, que tenga una dote simbólica que no contravenga lo que el patrón considera útil.

Pero los anhelos del corazón de un hombre no mueren. A …

(no) miracles

Viajo para recolectar sensaciones. A veces puedo guardar algunas imágenes, resabios de lo que percibí, de lo que se conectó en la travesía. A veces consigo hilvanarlas y construir un recuerdo como éste.

miracles_luzaalvarado from Luza Alvarado on Vimeo.



Conversación intervenida III

Imagen
– You come from a strain I have not experienced yet.

– If we find a desire that is mutual...

– I'm an animal, I need to put my nose on your neck, feel your warmth, listen to the tone of your voice...

– That sounds mutual. But don't get too excited, I have my defaults, I have used too many of my nine lives and my future is a complete gamble.

– You sound like a human being.

– You sound like you want to fall in love.

– That's why you chose me. I'm willing to be vulnerable, I won't hurt you. 
– You know, my family is pretty fucked up.

– My family makes me want to run away.

– I've been trying to escape from the war between my parents.

– I wanted them not to see me as the second version of my death sister.

– I tried to fix the situation, but it became worse. Now I feel guilty.

– Guilty of living my life. They feel I betrayed their faith. 
– Happy new year.

– Will you come back?

– I will come back.

*  *  *
Your scent was still pulsating in my skin when I arrived to …

Conversación intervenida II

Imagen
– Sucede que me canso de ser hombre.
– Yo también, sólo que mi cansancio es doble: me canso de mi humanidad y de tener que ser mi propio modelo de hombre, autónoma, proveedora, protectora... ¿Te ha pasado?
– ...que entras en las sastrerías y en los cines, marchita, impenetrable, como un cisne de fieltro navegando en un agua de origen y ceniza?
– Sí. Pero no me siento como un cisne sino como una muñeca de cartón que cuando se desliza por debajo de las puertas pierde su ropa de papel. Mi desnudez se transparenta como las alas de los insectos volando viento en contra. Los olores de los demás llegan a bocanadas y me resultan tan repugnantes.
– El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
– Igual que el de las carnicerías y los locales donde ponen uñas de acrílico. Ya no sirvo para andar con esas frivolidades, me cansan los tumultos y los bares. A veces sólo quiero vivir en el campo o junto al mar.
– Sólo quiero un descanso de piedras o de lana.
– Mmh, sí, tranquilos, como corteza …

Conversación intervenida

Imagen
paso a saludarte
ando muy pajarito del otoño
estoy en parís y tengo frío
es el invierno sobrepuesto
veinticinco días
edimburgo berlín budapest
rojo amarillo y verde danubio       verde jabón
decadente        liquen efervescente
¿dos palabras?
pasteles y espirales
             -
cinco días y vuelvo
quiero regresar pero no quiero que se termine el viaje
            -
lo de siempre           trabajo a distancia  escribo edito recupero revisito  me acuerdo de todo pero desconozco los lugares
ya no llego a ellos con las mismas preguntas
salgo a la calle a buscarme y no me encuentro
regreso al departamento a encontrarme y no me alcanzo
parís me lleva a lugares a los que ya no quiero ir
es un riesgo tocarla de nuevo
porque sí
porque es bella e indiferente
mais elle a été toujours comme ça 
et moi     pas moi
           -
voy a comprar plumas y cuadernos zapatos de señorito macarrones de porcelana postales para las hadas agendas para no dormir paseos de tiempo cristalizados una colección eau de…

Heterotrópica

Imagen
En alquimia interior, dejando de ser semilla del sur –con suéter– para ponerme una cascarita de madera y flotar en el deshielo hacia el mar del norte. Cuando llegue a tierra, y sólo por un tiempo, seré semilla con espinas para que mi alma pueda montarse en el pelo de los animales en migración. Después, al sentir el viento cálido del trópico, me convertiré en semilla con alas para volar hacia el jardín donde me espera una tierra húmeda, amable y fértil. Ahí voy a germinar de nuevo, pero no brotaré con los mismos tallos ni las mismas flores que tenía cuando partí en la primera migración; ahora soy noraustral, heterotrópica, hidrotectónica y termosemántica. Todavía no imagino cómo serán esos frutos, pero si se parecen –aunque sea un poquito– al amor que traigo adentro, me sentiré inmensamente afortunada porque el viaje habrá valido la pena.

Esa palabra

Imagen
Afuera del cerco, hace seis meses Los manifestantes marchan. Se ve que son pacíficos, la intención se lee en sus cuerpos, en la inflexión de la voz. No llevan armas, traen libros, traen cámaras, traen carteles. Hablan con los policías y rayan algunos muros. Lo de siempre, lo que se espera, expresar su desacuerdo y seguir la vida, ¿qué más? No han agredido a nadie pero de pronto los empiezan a detener de manera arbitraria. Algunos siguen desaparecidos hace cuatro días. Otros no van a salir del hospital. Otros fueron procesados sin juicio de por medio.
Dentro del cerco, en tránsito hacia el exterior Grupos de choque, violentistas caminan libremente, van armados con cadenas, con picos. En sus cuerpos se lee la furia, en sus miradas, el resentimiento. Los granaderos los dejan circular dentro del cerco del palacio legislativo. Minutos más tarde ocurre lo que ya sabemos: salen, provocan, agreden, golpean. Y los granaderos hacen como que se los llevan pero al final los dejan ir, porque saben …

El Vigilante

Imagen
Dentro de mi repertorio de sueños sobre el fin del mundo, el que sirve de anécdota a este cuento es uno de mis preferidos. Lo publiqué aquí en el blog el año pasado, pero en julio de este año lo quité para transformarlo en cuento y enviarlo a un concurso. No gané, así que lo traigo de vuelta, más crecidito, pero con la foto original. 
El Vigilante



Cuando era adolescente solía soñar con el fin del mundo. La pesadilla ocurría en un momento semejante al atardecer. Yo aparecía a caballo, entre mis hermanos, empuñando estandartes y lanzando gritos de guerra en una llanura semidesértica. Detrás de nosotros cabalgaba un ejército de linajes aliados. No podía verlos pero percibía su fuerza empujándonos hacia el choque, escuchaba el galope de los caballos, el impacto de las armaduras. Al frente, sin atreverme a levantar la mirada a través del visillo del casco, intuía la horda enemiga: guerreros acéfalos montados en bestias, sometiendo el camino bajo sus patas. El sol teñía de púrpura las sombras…