LA MUERTE NIÑA



Hoy lloré sobre mi cadáver
Tardé tanto en aceptar la primera muerte
que he comenzado a envejecer sin haber parido ni una sola vez

Comentarios

Coquelicot dijo…
Me parece muy bien que sea casi llegando el invierno, como una pequeña perséfone que va a visitar el lugar de los no vivos y todo se duerme. Aí que primero todo se va, luego todo renace y después cuando sea tiempo vendrán los partos

je t'embrasse, je t'enlace
L E Herrera A dijo…
Profa!?
Gracias por darte tus vueltas, saber que la casa esta vigilada es un consuelo.
A veces te veo llena de alegría y otras te escucho triste, ojalá sólo sea la inminente llegada de los vientos boreales.
De nuevo te agradezco las visitas y ya te he puesto en un sitio donde sea más fácil visitarte...

E.
UF, qué bonito.
Miludza, es bueno envejecer. Las primaveras nacen por dentro y se notan más en los ojos, como los tuyos.
Te adoro.