EL JARDÍN DE FRAU MENDEL


Para J. P. Cantini

El otoño llegó de golpe
Ni cuenta nos dimos pero no hizo falta
Adentro era el jardín soñado por Frau Mendel
Una plaza sitiada por el olor del mango recién cortado y la jacaranda en traslluvia
Un huerto esférico ajeno a toda latitud
poblado por silabarios entrecruzados reptando hacia la copa rosácea de la ceiba en flor

Llegó de golpe fingiendo ser la sudestada
Intentaba sacudirnos las ganas de no amanecer para eludir la visión del horizonte ajado por el estigma del último día

No nos dimos cuenta pero no hizo falta
Dormíamos acogidos por la celosía del huerto onírico de Frau Mendel
Entre sus guías se recombinaban las posibles improntas que nos harían coincidir
ciento treinta y tres años después
en este jardín de especies noraustrales y perennifolias donde vienen a refugiarse los amantes transitorios

Comentarios

Dulce.... dijo…
me gusto lo que escribiste esta muy bien hecho
saludos
Anónimo dijo…
bonita poesía

Erich
http://erichsplace.blogspot.com/search?updated-min=2008-01-01T00%3A00%3A00-08%3A00&updated-max=2009-01-01T00%3A00%3A00-08%3A00&max-results=17
Iks$ dijo…
Es muy bonito la verdad jaja pásate por mi blog i opina haber que te parece lo que escribo.

Att//: Iks$